Nido de pájaros, de Luis Maura

por | Jun 16, 2020 | Novela gay | 0 Comentarios

Mateo, un treinteañero que vive en Madrid, regresa al pueblo manchego para conocer a su nuevo sobrino. Lo que podría ser alegría no lo es tanto: Mateo vuelve a un ambiente inhóspito, opresivo, en el que no se sintió cómodo por su homosexualidad. Al retornar al pueblo y a la casa familiar se reencuentra con mentiras y silencio. De esa homofobia, de la familiar, la rural y la interna, habla Nido de pájaros, de Luis Maura (editorial Dos Bigotes).

Nido de pájaros es la primera novela de este profesor, director, dramaturgo y actor de Ciudad Real. Entre otros trabajos, ha puesto sobre las tablas el monólogo Homo amans, inspirado en la novela De profundis, de Oscar Wilde. Homo amans y Nido de pájaros comparten un tema, la homofobia. Pero en esta novela encontramos más.

Los temas de la novela Nido de pájaros

nido-de-pajaros

Portada de Raúl Lázaro

El libro está lleno de reflexiones que Mateo, el protagonista, hace en primera persona. En ellas podemos leer la voz de una generación de treinteañeros sobre la identidad sexual, el mundo rural o las ilusiones vitales. Luis Maura habla también de las expectativas laborales que tenía esa generación y que no se han visto cumplidas. Además, sobre ese nido de pájaros metafórico sobrevuela la armarización del colectivo.

Maura pertenece a esa generación (nació en 1983) y hay mucho de él en el libro. Lo descubrimos leyendo los agradecimientos de la novela, que van desde su familia al pueblo, sin olvidar “las primeras personas con las que pude ser yo mismo”.

El dolor también se siente con los personajes secundarios. Ahí está Vicky, ejemplo de una generación con sueños rotos. Pero también Jaime, el primer amor de Mateo; su comportamiento (mejor no contar mucho para no destripar) nos descorazonará.

El libro apenas tiene 100 páginas, y en ellas se dan todos estos temas y sentimientos. Maura narra con un estilo sencillo, sin barroquismos, con toques de costumbrismo y realismo, para mostrar el mundo interior del protagonista y el ambiente del pueblo. Como la define Lucas Ferreira en su reseña, Nido de pájaros es “una novela corta escrita con una absoluta precisión emocional”.

Nido de pájaros en el Reto de lectura LGBTQ+

Leí Nido de pájaros, de Luis Maura, para el Reto de lectura LGBTQ+ de 2019. En concreto, para el punto 9, una novela de iniciación o bildungsroman. Mateo regresa al pueblo para conocer a su sobrino y también para saldar las cuentas pendientes con su pasado y con su entorno. ¿Lo conseguirá?

Para este mismo punto 9 sirven otros libros de los que te he hablado en el blog, como Proyecto Bruno, de Ana González Duque; Leah a destiempo, de Becky Albertalli, o Fábula de un otoño romano, de Bruno Ruiz-Nicoli, este último también de la misma editorial, Dos Bigotes. Si te interesan más libros de Dos Bigotes, en el blog tienes reseñas y entrevistas sobre el libro de relatos Posiciones geográficas, de Suzana Tratnik y la novela Hacia las luces del norte, de Ángel Valenzuela.

Como he hecho en anteriores entradas, he entrevistado al autor para que nos cuente sobre su libro. Si quieres saber más sobre Luis Maura y Nido de pájaros, solo tienes que seguir leyendo.

Entrevista con Luis Maura, autor de Nido de pájaros

nido-de-pajaros-luis-maura

(Imagen: cedida por Luis Maura)

Luis Maura estuvo en las charlas que hago con autores de libros LGBT en mi cuenta de Instagram. Además de hablar sobre Nido de pájaros y otros proyectos, recomendó libros como Asalto a Oz.

¿Cómo surge la historia de Nido de pájaros?

Nido de pájaros surge como un desahogo, como la necesidad de plasmar en palabras la extraña sensación de no pertenencia que a veces me invade cuando voy a mi pueblo, en La Mancha. Me apetecía contar mis primeras experiencias en relación al mundo de la sexualidad y de la vida, en general, a la vez que la relación con mi familia y el entorno rural en el que me crié. La novela tiene mucho de autoficción. Enseguida vi que iba cogiendo forma de novela, y poco a poco Mateo fue cobrando vida, apoderándose de mi relato y transformándolo.

¿Se puede huir del pasado o estamos pegados a él para siempre? Al protagonista, Mateo, le cuesta desprenderse de él.

Se puede intentar olvidar el pasado, pero a veces vuelve y no podemos hacer nada contra ello. Mateo lleva una vida plena en Madrid, donde se siente libre, pero al volver al pueblo el pasado le golpea con todas sus fuerzas. Somos lo que somos por lo que hemos vivido, y nuestras experiencias infantiles y adolescentes son las que han dado forma a lo que seremos de adultos. Creo que es saludable echar la vista atrás, por muy mal que lo hayas pasado, y que ayuda a cerrar heridas. No se puede renegar de las propias raíces, es lo que nos pone los pies en la tierra.

Armarios y pueblos

En un momento del libro, Mateo reflexiona sobre la armarización de su generación. Él tiene 30 años. ¿Crees que todavía hay mucho armario en esa generación, que es también la tuya y la mía? ¿Los más jóvenes y los que están por venir lo tienen más fácil?

Afortunadamente, a día de hoy existen muchos más referentes y está mucho más extendido y