El violeta es un cómic de la editorial Drakul, cuyos autores son Marina Cochet, Juan Sepúlveda Sanchis y Antonio Mercero

El violeta: el cómic que cuenta la represión de los homosexuales en el franquismo

En la Valencia de 1955, Bruno vive su homosexualidad a escondidas. En ei cine Ruzafa, donde se encuentran muchos gays de la ciudad, es detenido por la Policía, y consigue salir gracias a los contactos de su padre. Sin embargo, su amor Julián tendrá peor suerte y terminará en los campos de concentración de Tefía (Fuerteventura). Con el tiempo, Julián regresa, pero Bruno, muy presionado por su familia, ha tomado otro rumbo…

El violeta (editorial Drakul) es una novela gráfica de Marina Cochet, Juan Sepúlveda Sanchis y Antonio Mercero que relata a través de la ficción una historia real: la de los muchos gays españoles que sufrieron la represión del franquismo. Además del dolor interno, en El violeta conocemos los trabajos forzados a los que eran sometidos en Tefía, o nos fijamos en la vida de las mujeres que se casaron con ellos para mantener las apariencias. Un testimonio histórico muy necesario para reivindicar a una parte del colectivo.

Portada del cómic El violeta, de Marina Cochet, Juan Sepúlveda Sanchis y Antonio Mercero

Con El violeta cubro el punto 6 (un cómic) del Reto de Lectura LGBTQ+ de 2019, una iniciativa para leer y dar visibilidad a libros, autores, autoras y editoriales del colectivo LGBTQ+. Es el tercer libro del que hablo en el blog tras Armarios y fulares, de Ruth Ibáñez, y Patricia sigue aquí, de María Mínguez Arias. Si quieres sumarte al reto, te esperamos en Goodreads. Mientras tanto, he charlado con Juan y Marina para que te cuenten más sobre esta novela gráfica y te animes a leerla.

Leer más

Patricia sigue aquí, de María Mínguez Arias: una novela lésbica que nos enfrenta a la memoria digital

Patricia ha fallecido, y Lesly, su pareja, intenta gestionar la pérdida en un momento en el que ambas habían decidido ser madres (Lesly estaba tomando ya las vitaminas prenatales). Es 2008: en las calles, la Proposición 8 ha tumbado el matrimonio homosexual en California, y el estallido de la burbuja inmobiliaria comienza a afectar a los más humildes: Lesly lo sabe bien porque trabaja en una fundación que los ayuda con los desahucios. Y por si todo esto fuera poco, Patricia no termina de irse: está codificada en sus correos electrónicos y sus conversaciones de MSN Messenger.

Patricia sigue aquí (editorial Egales), de María Minguez Arias, es mi segundo libro para el Reto de Lectura LGBTQ+ de 2019. Con él cumplo el punto 11, una novela escrita por una mujer lesbiana o bisexual. Cuando oí hablar de Patricia sigue aquí (gracias a la propia María, que también está haciendo el reto en Goodreads), me sorprendieron algunas de sus semejanzas con Revolución en la Red, mi primer libro de relatos. Ambos comparten la preocupación por la memoria digital y el rastro que dejamos en internet. Como dice María, su novela es “una reflexión sobre la digitalización extrema de nuestras vidas, y en concreto, sobre sus efectos en el proceso de duelo”. Como curiosidad, está ambientada en Estados Unidos, como mi primera lectura del reto: Armarios y fulares, de Ruth Ibáñez.

Pero Patricia sigue aquí es mucho más, porque en él hay varias tramas en las que acompañamos a esa Lesly en duelo. Gracias a la novela también conocemos a la comunidad LGBTQ+ californiana que se levantó contra la Proposición 8 y recordamos cómo fue el comienzo de la crisis económica más grande desde 1929. Para quienes busquen personajes e historias diversas, Patricia sigue aquí, presenta, además, una pareja de mujeres lesbianas interraciales.

Tienes más opiniones sobre Patricia sigue aquí en Amazon y Goodreads. Y al igual que hice con Ruth Ibáñez, le he pedido a María que nos cuente más sobre su primera novela con personajes lésbicos. Leer más