El joven que dio la vuelta al mundo descubriendo a 100 emprendedores

El joven André Leonardo estaba cansado del clima de desánimo que sentía en Lisboa. Los medios no hacían más que hablar de familias enteras desempleadas, de crisis, la troika o el FMI. Además, escuchaba conversaciones desoladoras: “este país es una desgracia”, “nuestros empresarios no valen”, “no hay condiciones”… Él, a punto de licenciarse, solo leía historias de alumnos con los estudios recién acabados y que no encontraban trabajo, mientras las empresas no paraban de cerrar.Tenía que hacer un máster durante dos años por habérselo prometido a sus padres, pero quería ir un paso más allá, hacer algo que lo mantuviera con buen ánimo durante ese tiempo.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

No está muerta: la máquina de escribir vive una segunda juventud en pleno siglo XXI

Richard Polt siempre creyó que las máquinas de escribir tenían “algo mágico”. Igual que algunos se sienten atraídos por los instrumentos musicales, cuenta, él se fijaba en ellas. Polt recuerda cuándo se volvió más fuerte su pasión: en 1994, cuando descubrió las antepasadas del siglo XIX, “que fueron fabricadas en una amplia variedad de diseños extraños y creativos”.

Durante toda su vida, Polt ha recopilado más de 300 máquinas. En 2010, el mismo año que se lanzó el iPad, abrió un blog sobre máquinas de escribir. Gracias a él pudo encontrar a otros amantes del tecleo tradicional por todo el mundo. Porque no, las máquinas de escribir no han muerto.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+