‘El catedrático implacable’

El humor, la intriga, la crítica social y la reflexión sobre la creación literaria se encuentran en El catedrático implacable, de Juan Bosco Castilla (Pozoblanco, 1959). El autor publicó esta novela a principios de los 90 y ahora la ha reescrito y reeditado en formato electrónico.

La historia se centra en los avatares de don Lisardo, un huraño catedrático de Universidad. Este profesor se transformará en detective cuando se sucedan una serie de crímenes en el entorno de la facultad donde imparte clase. Ayudado por un obispo, el profesor intentará resolver el misterio mientras se pregunta cómo serían contadas sus aventuras por otra persona.

Con momentos que recuerdan a las novelas del particular detective creado por Eduardo Mendoza (El misterio de la crpita embrujadaEl laberinto de las aceitunas…), El catedrático implacable presenta una lectura ágil y divertida, salpicada de reflexiones maduras sobre el deseo o el proceso de creación literaria que engrandecen la novela. De este modo, permite al lector jugar con la ficción a través de un personaje que se pregunta por su papel como persona/personaje. También, se cuestiona por realidad, historia ficticia o ficción. Incluso, se atreve a expresar sus sentimientos, por si un hipotético autor llegara a escribir su historia y así transmitirlos de forma correcta. Por último, la novela satiriza a la clase política y sus cargos, coches oficiales o comidas de trabajo. Ahí destacan los miembros de una diputación un tanto derrochadora.

El catedrático implacable es, en definitiva, una excelente novela para pasar un buen rato con su fino humor. Más que recomendable.

La novela está disponible en Amazon.