Cómo escribir un libro a base de tuits y no morir en el intento

Novelas en Twitter

Desde un microrrelato a una novela, escritores de todo el mundo se han atrevido a publicar historias mensaje a mensaje de 140 caracteres. Hablamos con varios: unos están muy satisfechos con el resultado y otros no tanto, pero es una experiencia que aconsejan. Incluso se atreven a ofrecer algunos consejos.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

El final de ‘Avenida Brasil’

Hasta Dilma Rousseff atrasó un mitin para evitar que coincidiera con su emisión y le restara protagonismo. Este viernes terminó en Globo TV Avenida Brasil, la telenovela que se ha convertido en un fenómeno de masas en Brasil. La mismísima BBC también se hizo eco de la emisión de un capítulo que tuvo en vilo a medio país.

Creada por João Emanuel CarneiroAvenida Brasil cuenta la historia de Tufão (Murilo Benício), un exjugador de fútbol de origien humilde nacido en Río de Janeiro que, tras haber conocido el éxito en equipos de fútbol de Brasil y Europa, regresa a su ciudad para vivir con su familia en una mansión.

Junto a él están su esposa, Carminha (Adriana Esteves), una exprostituta con un oscuro pasado; sus padres, los divorciados Leleco (Marcos Caruso) y Muricy (Eliane Giardini), o su hermana, Ivana (Letícia Isnar).

[youtube=http://youtu.be/LTu_xcWPpeA]

Las aventuras de Tufão y su familia congregaron cada día a 38 millones de personas frente al televisor, según datos de AFP. Su influencia ha sido tal que, en medio de la segunda vuelta de las elecciones municipales, algunos actos de campaña terminaron antes de las nueve de la noche para que todos pudieran ver ese episodio. De hecho, en el estado de Bahía se prohibió un acto porque tras él se iba a emitir el capítulo final: se consideró “propaganda electoral irregular”.

Periodistas e investigadores coinciden en que el éxito de la novela se debe a que por primera vez no son los ricos brasileños los que protagonizan las tramas principales, sino gente de origen humilde o de clase media, como la mayoría de la población del país (aunque no hay que olvidar que estos protagonistas han ascendido en la escala social gracias al dinero de Tufão).

Como ya conté, el fervor y la implicación de los brasileños en general y de los cariocas en particular llegó hasta el punto de que en Río aplaudieron rabiosamente el momento en que Tufão echó de casa a la malvada Carminha, mientras que los fans han creado figuras de Lego en honor de los personajes.

Hasta cinco escenas diferentes se grabaron para evitar que el misterio con el que Avenida Brasil llegó al final (quién mató a Max) se filtrara. De hecho, el equipo técnico y artístico había firmado acuerdos de confidencialidad y los montadores de imagen y sonido estuvieron trabajando hasta el mismo viernes, según informaron medios locales.

Tanto trabajo y secretismo dieron a conocer sus frutos en un capítulo especial de setenta minutos. A las nueve y media de la noche (dos y media en España) yo estaba paseando por algunas calles de Botafogo y vi cómo muchos barzinhos tenían una televisión con Avenida Brasil para todos sus clientes, algunos incluso con los subtítulos por si no se oía con el ruido del exterior. Las aceras, prácticamente vacías. Folha de São Paulo recogió algunas reacciones de los espectadores que compartieron la noche con miembros del elenco y del equipo técnico.

El lunes comienza la sucesora de Avenida BrasilSalve Jorge. ¿Repetirá su éxito?

Imagen: Venezuela al Día

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

Píldoras brasileñas (V)

Río de Janeiro se paraliza por la noche con una telenovela, Avenida Brasil. Cuando el protagonista descubrió la maldad de su esposa, la gente aplaudió en sus casas. Los camioneros hicieron un alto en el camino para ver el nuevo capítulo en un bar cualquiera de carretera. El último fenómeno de la televisión brasileña termina el viernes de la semana que viene. ¿Qué vendrá después?

Imagen: Almacén de la Biblioteca Nacional de Brasil.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+