Por unos emoticonos que reflejen la mujer trabajadora (más allá de la flamenca del WhatsApp)

Mañana, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Habrá manifestaciones, buenas palabras de políticos e instituciones y muchos actos reivindicativos. Una mayor presencia de mujeres en cargos directivos, permisos de maternidad más amplios o intensificar la lucha social y administrativa contra la violencia machista serán algunos de los temas candentes. Aunque no han sido pocos los avances conseguidos en las últimas décadas, queda mucho por hacer. Por ejemplo, la igualdad no se refleja en la tecnología, y buena prueba de ello es uno de los elementos que más auge ha tenido en los últimos años: los emoticonos.

Si navegamos por los menús de emojis de, por ejemplo, WhatsApp, veremos que es posible elegir varios tonos de piel para los novios de una boda y que hay parejas y familias con padres hetero u homosexuales. También hay detectives, policías, un Papá Noel… Pero, ¿dónde están las detectives? ¿Y las policías? Más allá de la flamenca y unas aparentes bailarinas que parecen conejitas de Playboy, ¿por qué no hay mujeres desempeñando actividades profesionales en la paleta de emoticonos?

Mujeres en Silicon Valley, un bastión masculino, blanco y heterosexual

Y como ella, tantas mujeres de Silicon Valley de procedencia, profesión y orientación sexual diferentes, que día a día batallan para darse más visibilidad en una industria en la que tanto hay que mejorar en lo que a igualdad se refiere. Algunas de ellas cuentan su experiencia en el libro Lean Out: The struggle for gender equality in tech and start-up culture, un conjunto de ensayos y testimonios reales editados por la emprendedora Elissa Shevinsky, que muestra una de las caras menos amables del emporio tecnológico.

De trucos de belleza a la lucha por la igualdad: 15 años de éxitos de Enfemenino

Seguimos contando en Hoja de Router la historia de los gigantes de la web en España.

Una de las webs españolas más visitadas nació en París y, aunque a los pocos años trasladó su centro de contenidos a Madrid, cotiza en la bolsa de la capital francesa. Más de 40 personas trabajan en un espacio de 1.000 metros cuadrados en la zona noble de la capital. Sus contenidos van desde la cosmética y el embarazo hasta la igualdad, un reflejo del cambio de temáticas en estos años.

Enfemenino