‘Voces del deseo’: Fin de las entrevistas

Ayer viernes hice (salvo sorpresas de última hora) la última entrevista  para Voces del deseo. Fue a Félix Sabroso, guionista y director de cine (La isla interiorPerdona bonita, pero Lucas me quería a mí) en cuya obra cinematográfica, dirigida junto a Dunia Ayaso, hay una cierta influencia (¿mucha, poca?) de la filmografía de Pedro Almodóvar.

Ahora, solo queda terminar de montar el documental. Seguimos informando.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

‘Voces del deseo’: Fernando Guillén

El actor de 'La ley del deseo' Fernando GuillénEn Voces del deseo también aparece el actor Fernando Guillén, que interpretaba a uno de los polícías de La ley del deseo junto a su hijo, Fernando Guillén Cuervo.

En su casa de Madrid, el que después interpretara al caradura de Iván en Mujeres al borde de un ataque de nervios y tuviera un pequeño papel en Todo sobre mi madre volvió 25 años atrás para recordar el rodaje de La ley del deseo y aquellos años de la Movida. Evocó el silencio con el que se rodó la escena final en la Plaza del Cordón de Madrid, con unos vecinos que se volcaron en el equipo.

Además, rememoró cómo Esther García lo llamó para que su hijo interpretara también a su vástago en la película. Eran dos policías; uno, el mayor, era “el que se metía rayas y el marchoso”; el otro, el  el joven, era “muy estricto y muy imbécil”.

Autodeclarado “cinéfilo empedernido”, Fernando me contó una anécdota que les sucedió a su hijo y a él cuando, después del estreno de La ley del deseo, fueron de viaje a Los Ángeles. Estando en un autobús, pasaron delante de un cine donde vieron el cartel de la película (“The law of desire, decía”) y se bajaron para hablar con el dueño del cine, para saber si les regalaba un póster. El hombre no se creía que hubiera dos actores de la película delante de su cine.

A pesar de llevar un cuestionario con varias preguntas, bastó preguntarle cómo entró a trabajar en La ley del deseo para que me contara todo esto y más. No me puedo quejar: es un gran lujo que uno de los más reputados actores de este país te conceda un rato de su tiempo, en su propia casa, y abra su recuerdos para este documental.

Imágenes: Almodovarlandia

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

‘Voces del deseo’: Alejandro Melero

Después de varias semanas de preparativos, escrituras y reescrituras de guion (y sin estar todavía el definitivo), pude grabar la primera entrevista para el documental sonoro sobre La ley del deseo. La ronda de charlas la inauguró Alejandro Melero, profesor de Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid e investigador de la representación de la masculinidad en el cine español. Doctor por la Universidad Queen Mary de Londres, su tesis versó sobre la representación de la homosexualidad en el cine de la Transición española. El entrevistado idóneo.

Fue un lujo de entrevista, sin lugar a dudas. Mientras Alejandro hablaba ante la grabadora, yo tomaba notas con rapidez de lo que parecían ser los mejores “cortes”. Y había material jugoso.

Para destacar: Alejandro dijo de Tina, el personaje interpretado por Carmen Maura, que  era como “la Bernarda Alba de Lorca”, o “la Blanche de Tennessee Williams”. “Un bombón para cualquier actriz”. De Pablo (Eusebio Poncela), que era “un nuevo eslabón” en la representación del hombre homosexual en el cine, desde el gay “patético” de los 70 hasta el triste o feliz de los 90.

También, que La ley del deseo era un melodrama clásico pero a la vez hipermoderno o posmoderno. Destacó “la mirada única” de Almodóvar dentro de los directores de su generación y que hace de esta película “un bombazo del que todavía nos acordamos”. Y que esta cinta, para él la “fundamental” del cine gay de los 80, demuestra que España es el país moderno que quería llegar a ser en esa época. 

Imagen: Universidad Carlos III de Madrid

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+