Tutorial para usar Trello en web y app

Cómo usar Trello

Los pósit y las listas de tareas en cuadernos se pueden sustituir con Trello. Esta app o herramienta web organiza en tableros y listas todo lo que debes hacer, como si de corchos o de bullet journals se tratara. Si eres escritor o periodista, te será de mucha utilidad. Yo, de hecho, lo conocí gracias a mis compañeros de Hoja de Router. Te dejo con este tutorial de Trello para cuentas gratuitas.

Trello: qué es

Trello es un servicio en web y app que crea y organiza listas de tareas pendientes. Dichas listas se alojan en tableros, a los que asignamos una temática concreta. Por ejemplo, si nos dedicamos a la escritura podemos crear un tablero con el nombre de la novela que estamos escribiendo. Dentro de él, abrimos una lista con los aspectos sobre los que debemos documentarnos, otra con una tarjeta para cada personaje…

Pero Trello ofrece más funciones, según tu creatividad: guardar artículos de blogs de escritores para leer en el futuro, un repositorio de recursos que uses a diario…

Estos tableros pueden ser privados o públicos. También, individuales o grupales. Una vez realizada cada tarea, se archiva la tarjeta en la que está: algo menos que hacer y un espacio de trabajo más despejado.

Cómo usar Trello

Creada nuestra cuenta de Trello, ya podemos comenzar a generar tableros (boards), listas (lists) y tarjetas de tareas (cards). En la página de inicio verás también otros tres elementos muy importantes:

  • Arriba a la izquierda, un buscador de elementos.
  • Arriba a la derecha, acceso a tu perfil y configuración.
  • A su lado, notificaciones de lo que pasa en tus tableros, muy importante si trabajas en equipos para saber las acciones que han hecho otras personas.

Cómo usar Trello: crear tablerosComencemos por los tableros o boards. Arriba a la derecha, clicamos en + y luego en ‘Crear tablero’. Le ponemos nombre y decidimos si es privado o público. En este último caso, cualquier persona que tenga la URL puede acceder a él. También, escogemos un fondo, que puede ser un color o una imagen (libros, una mano escribiendo…). Esto es posible cambiarlo más tarde, en la barra de la derecha del tablero que aparece tras clicar en ‘Mostrar menú’.

Una vez dentro del tablero, toca crear listas. Hay que pulsar en ‘Añada otra lista’ para que se genere, y la personalizamos con un nombre. Al dejar el botón pulsado al lado del nombre y arrastrar, podemos mover la lista a donde queramos. Si pinchamos en los tres puntos, accedemos a diversas opciones: copiar la lista a otro tablero, archivarla…

Las tarjetas en Trello

Y con las listas creadas, tan solo nos falta el último paso: crear las tarjetas. De nuevo, pinchamos en ‘Añada otra tarjeta’. Nos aparecerá un rectángulo blanco, al que tendremos que dar nombre. Al hacerlo, pulsamos Intro y ya estará terminada. Si pinchamos de nuevo en ella, podremos trabajar con estas opciones:

Tarjeta o card del tutorial sobre Trello

  • Usuarios. Si estás trabajando en equipo, podrás etiquetar a una o varias personas en la tarjeta. Esto significa, por ejemplo, que estas personas tienen que hacer esa tarea o que su contenido les interesa.
  • Etiquetas. Colores a los que puedes añadir texto para que la tarjeta resalte. El rojo para destacar las urgentes de realizar, el verde para aquellas que no corren prisa… Tú decides los criterios.
  • Checklist. Para crear una lista de minitareas dentro de la tarjeta. Por ejemplo, si vas a escribir un post, enumera qué vas a hacer luego con él: revisarlo, subirlo a la web, compartirlo en redes sociales… Más abajo tienes una imagen de ejemplo.
  • Vencimiento. Fecha y hora en la que debe estar terminada. Te llegará un aviso a la columna de notificaciones, al correo electrónico o al navegador, según lo que hayas configurado en tu perfil.
  • Adjunto. Añadir elementos relacionados como imágenes, documentos PDF…
  • Acciones. Puedes mover a otra lista esa tarjeta o copiarla para otro destino. También, seguirla para que te lleguen notificaciones de cambios (si trabajas con otra persona).
  • En ‘Compartir y más’ encuentras otras opciones de tarjeta, como imprimirla o insertarla en una web.

Lista de tareas o checklist en una tarjeta de Trello.com

Cuando termines la tarea tienes dos opciones con esa tarjeta. Una es archivarla, lo que te permite recuperarla en el futuro (vía buscador) para cualquier consulta que quieras hacer. La otra es eliminarla (un clic más tras ‘Archivar’), con lo que la perderás para siempre.

Para qué usar Trello

Si trabajas en los campos de la comunicación o la literatura, Trello te será de mucha utilidad. Es muy conocido para programar el calendario editorial de tu blog, pero da para mucho más.

Plantilla de Trello.com para el calendario editorial de un blog
Trello tiene una plantilla para el calendario editorial de un blog, que puedes llevar a tu cuenta, pinchando en ‘Copiar tablero’, arriba a la derecha.

Centrándonos en los escritores, y como ya hablamos en su día sobre Safe Creative, puede ayudar a organizar el trabajo diario, semanal o mensual. Volvemos al ejemplo del comienzo: creas un tablero para cada novela, libro de relatos u otro proyecto en el que estás trabajando. En su interior, una lista con las fichas de los personajes y otra con los diferentes capítulos y qué pasa en cada uno de ellos. A la vez, programas fechas de vencimiento para el borrador de un capítulo o para otras tareas.

Otro tablero puede servir para tus recursos de escritura. En la primera lista guardas enlaces al diccionario de la RAE o a la web de Fundéu. En la siguiente, sobre la construcción de personajes o de tramas. Y así con todas las subdivisiones que quieras hacer.

Si al mismo tiempo que escribes estás dedicándote a promocionar un libro o a gestionar tu página web de escritor, puedes crear sendos tableros. En ellos, guardas la información sobre los post que tienes que publicar, las acciones de marketing, etc.

Estos son algunos de los usos que yo hago de Trello como escritor. Por otra parte, para ampliar las posibilidades de tu cuenta, puedes usar sus extensiones o integrarlo con IFTTT.

Extensiones para Trello

Para guardar enlaces web es útil la extensión de Trello para navegador. Disponible para Google Chrome, te permite guardar como tarjeta una URL que estás visitando, sin necesidad de entrar en el servicio web. Puedes escoger el tablero y lista que quieras, y añadir información extra.

Otras extensiones y herramientas para Trello

Trello tiene una API abierta, por lo que además de la oficial hay más extensiones de Trello para Google Chrome. Por ejemplo, Gmail to Trello, que convierte tus correos electrónicos en tarjetas con tan solo pinchar en un botón que se instala en tu bandeja de entrada. También, la extensión Projects for Trello, que añade etiquetas similares a las que te mencionábamos antes. La diferencia es que si usas estas no necesitas pinchar en la tarjeta para ver qué palabras hay escritas en ellas.

Projects for Trello es una extensión de Trello.com para el navegador Google Chrome
Imagen: Chrome Store

Asimismo, tienes Ultimello, the features pack for Trello, que ordena las tarjetas de tu lista por orden alfabético, fecha de creación, etiquetas… Por otra parte, puedes encontrar extensiones de Trello para Mozilla Firefox.

Además, hay una serie de herramientas para integrar con Trello; entre ellas, Pomodone, que sirve para registrar el tiempo que tardas en hacer cada tarea.

IFTTT y Trello

Otra opción es usar IFTTT. Esta herramienta automatiza tareas en la web. Por ejemplo, si subimos una foto a Instagram, que esta se guarde en nuestra cuenta de Google Drive al mismo tiempo. Para ello, solo hay que dar los correspondientes permisos en cada servicio.

¿Cómo podemos combinar IFTTT y Trello? Si en nuestro lector de RSS, como Feedly, tenemos blogs de escritores o de consejos para escribir, podemos programar que cada nuevo post vaya a una lista. Si nos interesa mucho la cuenta de Twitter de un escritor, tenemos la opción de crear una tarjeta nueva con cada tuit. Todo eso que guardamos nos servirá para nuestra estrategia de contenidos o para planificar una novela o relato corto.

Si ya usas Trello, ¿para qué lo haces? ¿Cuál es tu truco o sugerencia? Puedes dejarlo en los comentarios.

La imagen principal es de Bernard Goldbach.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+
Te explicamos las razones para utilizar Safe Creative

Cómo usar Safe Creative

Safe Creative es la plataforma que uso para certificar mis relatos y otros textos mientras los estoy escribiendo. Con versión gratuita y de pago, es una manera rápida de proteger las obras de tu autoría. Porque entendemos que vas a ser buena persona y que vas a registrar algo de tu autoría…

No solo se puede hacer con narrativa, sino también con composiciones musicales, canciones, fotografías… Incluso, puedes registrar las entradas de tu blog a través del feed, como hace la web de escritura Literautas. Si estás lejos del registro de la propiedad intelectual, Safe Creative es una opción muy útil.

Cómo funciona Safe Creative

Para empezar, hemos de abrirnos una cuenta de Safe Creative, si no la tenemos ya. Una vez hayamos iniciado sesión, se nos abrirá un panel de control en el que estarán recopilados todos nuestros registros conforme los vayamos creando. Para certificar la propiedad de una obra, pincharemos en Registrar, arriba a la derecha.

Estos son los tipos de obras que puedes registrar en Safe Creative

Como puedes comprobar en la imagen superior, son muchos los tipos de obras  (literarias, audiovisuales…, incluso software) que puedes registrar en la web. Una vez la selecciones pasarás a la sección de carga de archivos. Busca en tu ordenador la carpeta en la que se encuentre tu relato, novela, cómic o cualquier otra creación. Selecciónalo o arrástralo. Incluso, puedes subir varios archivos a la vez. Una vez termine esta parte (cuando todos estén al 100 %), pincha en Continuar. Si por lo que sea no quieres o no puedes subir el archivo (aún no está terminado, estás esperando a que te lo pasen…), puedes reservar el código de Safe Creative, que te sirve para certificar la autoría.

Debajo de Continuar aparece un botón gris que te lleva al siguiente paso: rellenar los datos de tu obra. Hay que ponerle de forma obligatoria un título, que puede ser el del archivo u otro. Si queremos, también unas etiquetas o un resumen. A continuación, hemos de decidir qué licencia de registro queremos, si todos los derechos reservados o una licencia Creative Commons. Dentro de estas últimas, hemos de escoger si queremos que se reconozca nuestra autoría, que se hagan obras derivadas o que haya un uso comercial.

Por último, escoge cuál será la información pública de este registro: ¿quieres que los demás internautas se descarguen el fichero original? ¿que solo sepan que se ha registrado? ¿o que no haya información disponible?

Datos de la obra en Safe Creative

Creative People

También puedes enviar tu obra a Creative People, una plataforma en la que los usuarios de Safe Creative comparten sus obras. Tiene versión móvil y un buscador interno para filtrar por tus apetencias. Si eres creador te interesará rellenar tu información de contacto, para que tus fans te hagan saber lo mucho que les ha gustado tu arte.

Creative People es un servicio de Safe Creative

Mis Registros en Safe Creative

Una vez guardadas las obras, las tendrás disponibles en la pestaña Mis Registros, a la derecha de Registrar. Un buscador interno te ayudará a encontrarlas. Si clicas en uno o varios y a continuación pinchas en ‘Gestionar seleccionados’ podrás realizar acciones combinadas: añadir etiquetas, descargarlas, borrarlas… Además, desde aquí también puedes registrar nuevas obras.

Mis Registros en Safe Creative

Safe Creative: ¿cuenta gratuita o cuenta de pago?

En la actualidad hay dos tipos de cuenta en Safe Creative: gratuitas o de pago.

Las cuentas gratuitas o servicio básico de registro, de 5 GB, permiten 10 registros mensuales de obras en licencias abiertas, con información pública de las obras presentadas el último año.

Las cuentas de pago o profesionales, de 15 GB, permiten el registro de todas las obras que deseemos, también con todos los derechos reservados, así como la descarga de certificados de registro. Hay dos tarifas: la profesional de 72,60 euros al año (impuestos incluidos) y la corporativa (para empresas) de 223,85 euros (impuestos incluidos). Los abogados y gestores de la propiedad intelectual tienen otros beneficios.

Para qué te puede servir Safe Creative

Safe Creative te permite demostrar la autoría de tu obra antes de que esta se publique o en futuros litigios. Su rapidez y facilidad de funcionamiento hacen más agradable la experiencia de uso.

Algunos escritores suben una actualización semanal con lo que han hecho, mientras que otros lo hacen solo de la última versión. Yo también tomo el número y lo pongo en el documento antes de mandarlo a lectores beta, correcciones, informes de lectura…

Si vives lejos de un registro de la propiedad intelectual puede ser una buena alternativa. Sin embargo, desde hace un tiempo y al menos en España, este se ha telematizado. Por ello, valora qué opción te conviene. Si quieres saber más sobre el tema, Mariana Eguaras tiene un post muy completo sobre sistemas de registro de la propiedad intelectual.

En 2014, la web literaria Librópatas charló con Mario Pena, responsable de Desarrollo de Negocio de Safe Creative. En la entrevista, Pena hablaba sobre el funcionamiento del servicio y despejaba dudas sobre la validez legal de este o el uso del seudónimo.

¿Qué opinas de Safe Creative? ¿Lo has usado? ¿Recomiendas algún otro registro de la propiedad intelectual? Puedes dejar tu opinión en los comentarios?

La imagen principal es de la página de Facebook de Safe Creative.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

Juergas, paneles y ‘software’: así nació el millonario sueño solar de Elon Musk

“Tuvimos durante casi diez años una norma general en contra de invertir en empresas de tecnologías limpias […] Pero a nivel concreto, parecía que Elon tenía las dos firmas de tecnologías limpias más exitosas de Estados Unidos. Preferíamos considerar que se trataba de pura chiripa”. Quien dice esto es Peter Thiel, cofundador de PayPal, el primer gran éxito de Elon Musk, e inversor de capital riesgo. Thiel se equivocó un poco. Mientras Musk apoyaba a sus primos en una aventura relacionada con la energía solar, estaba incentivando también sus propios negocios. Esta es la historia.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+