Blog tour. Razón aquí

Hace unos días oí hablar de los blog tours. Según escribe Nerea Nieto en su blog Diario de una escritora, el autor de una novela ofrece su obra a varios blogueros para que la difundan en sus bitácoras. Pero no se trata de ofrecer fragmentos o el texto completo para una reseña, sino de ir más allá y aportar material como, según cuenta Nerea, el proceso de creación, la posibilidad de entrevistar al autor… Ahí entra en acción la creatividad de cada cual. Lo veo como una forma barata de promoción con la que se puede llegar a mucha gente que quizá no se podría alcanzar de otra manera.

La idea me atrae mucho para conocer nuevos estilos y obras, así que ofrezco mi blog por si alguien quiere que participe en su blog tour. Podéis contactar conmigo a través de los comentarios o de la dirección de correo electrónico blancolopez.josemanuel(a)gmail.com. ¡Un saludo!

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

“1808”, de Laurentino Gomes

Portada de "1808", de Laurentino GomesIntentar resistir o huir a la colonia. Cuando en 1808 las tropas de Napoleón invadieron la Península Ibérica, el indeciso y apocado príncipe Juan VI de Portugal optó por abandonar Lisboa y a sus súbditos y embarcarse en un largo viaje hasta ese mundo tropical que aún no conocía. Pero no lo hizo solo: le acompañó su madre, la reina María, que estaba loca; su esposa, la princesa Carlota Joaquina, que no lo amaba; sus hijos y miles de miembros de la nobleza y corte del país. Esa decisión marcó el destino de una familia, de un país y de un imperio entero.

1808, publicado por el periodista brasileño Laurentino Gomes en 2008 con ocasión del segundo centenario de la llegada de don Juan a Brasil, cuenta la historia de la huida de la familia real de Portugal a Brasil ante la cercanía de los soldados napoleónicos y cómo este acto mudó el devenir del imperio luso y por supuesto de la propia colonia. El libro se zambulle en los antecedentes de esa situación, en la sociedad y economía de aquellos primeros años del siglo XIX, para después presentar la transformación de Brasil, que hasta entonces no había establecido relaciones comerciales con otros países, con una Río de Janeiro (única ciudad colonial que ha sido capital de un imperio) que cambió su fachada para adaptarse a los nuevos tiempos que le tocaba vivir.

El libro está ampliamente documentado. Destacan los numerosos testimonios escritos que dejaron los europeos que visitaron Brasil en aquellos años y que permiten reproducir el ambiente, los paisajes o las costumbres de aquel mundo que tanto sorprendía a los recién llegados. Un mundo de morros y verdes colores pero también de suciedad en las calles y tráfico de esclavos.

Además, 1808 también dedica unos capítulos al Portugal de donde salieron don Juan y la corte: cómo era Lisboa, la economía, las gentes… Gomes apunta una teoría interesante: si la monarquía hubiese aguantado en el país, su ejército podría haber vencido al napoleónico, que llegó a la frontera diezmado y desmotivado. ¿Cuál sería ahora la historia de Brasil si hubiese sido así?

Tras 1808, Gomes publicó 1822, que sigue buceando en la historia de Brasil, con la independencia del país y el emperador Pedro como protagonistas. Para el segundo semestre de 2013 se espera 1889, que contará la proclamación de la república brasileña.

Para saber más:

Imagen: Leitor Cabuloso

(¡Gracias a Santi por la recomendación!)

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+

‘El catedrático implacable’

El humor, la intriga, la crítica social y la reflexión sobre la creación literaria se encuentran en El catedrático implacable, de Juan Bosco Castilla (Pozoblanco, 1959). El autor publicó esta novela a principios de los 90 y ahora la ha reescrito y reeditado en formato electrónico.

La historia se centra en los avatares de don Lisardo, un huraño catedrático de Universidad. Este profesor se transformará en detective cuando se sucedan una serie de crímenes en el entorno de la facultad donde imparte clase. Ayudado por un obispo, el profesor intentará resolver el misterio mientras se pregunta cómo serían contadas sus aventuras por otra persona.

Con momentos que recuerdan a las novelas del particular detective creado por Eduardo Mendoza (El misterio de la crpita embrujadaEl laberinto de las aceitunas…), El catedrático implacable presenta una lectura ágil y divertida, salpicada de reflexiones maduras sobre el deseo o el proceso de creación literaria que engrandecen la novela. De este modo, permite al lector jugar con la ficción a través de un personaje que se pregunta por su papel como persona/personaje. También, se cuestiona por realidad, historia ficticia o ficción. Incluso, se atreve a expresar sus sentimientos, por si un hipotético autor llegara a escribir su historia y así transmitirlos de forma correcta. Por último, la novela satiriza a la clase política y sus cargos, coches oficiales o comidas de trabajo. Ahí destacan los miembros de una diputación un tanto derrochadora.

El catedrático implacable es, en definitiva, una excelente novela para pasar un buen rato con su fino humor. Más que recomendable.

La novela está disponible en Amazon.

¿Te gustaría compartir este artículo?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Buffer this page
Buffer
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+