manuscritos

Google Drive, Evernote y Word: el ‘legado manuscrito’ de los escritores del futuro

En 2011, el poeta catalán Joan Margarit hizo una donación muy especial a la Biblioteca Nacional de España (BNE). Legó 2000 documentos de su archivo. Y también, su ordenador personal. Lo contaba el diario El País en un reportaje. El autor, Javier Arroyo, escribía que “es fácil prever que las cajas de legajos y libros dejarán en unos años de llegar a esas bibliotecas y fundaciones. Un espacio que ocuparán los discos duros”. Opinaba lo mismo María José Rucio, jefa del Servicio de Manuscritos e Incunables de la BNE: “Lo que llegará en adelante será una versión muy próxima a la edición impresa, por lo que esta posibilidad de revisar el proceso de creación de la obra se empobrece o anula”.

Además, las cartas entre escritores se están perdiendo: todos usamos el correo electrónico. La mayoría de mensajes son “correos de asuntos cotidianos, sin relevancia e imposibles de ordenar y clasificar”, describía Margarit en el mismo reportaje. En su lugar están las conversaciones en redes sociales o los artículos de los blogs.

Mientras vemos las tendencias, ¿qué hacen los escritores actuales? ¿guardan los manuscritos, si escriben a mano? ¿o las diferentes vesiones digitales del relato, novela…? Una vez publican sus libros, ¿eliminan estos archivos? Hay diferentes tendencias. Leer más

Dibujo de Carmen Martín Gaite, escritora y autora de 'El cuarto de atrás'

‘El cuarto de atrás’, de Carmen Martín Gaite: qué puedes aprender sobre escritura y lectura

El cuarto de atrás, de Carmen Martín Gaite, “es una novela sobre el misterio de la escritura“, en palabras de Gustavo Martín Garzo. La escritora salmantina mezcla en ella el género fantástico con el libro de memorias y el ensayo. En concreto, un ensayo sobre el oficio de escribir, como dice el propio Martín Garzo en el prólogo de la edición de Siruela de 2009. Cátedra publicó una edición comentada en mayo de 2018.

Si te dedicas a la escritura (novelas, relatos, no ficción…), leyendo El cuarto de atrás puedes identificarte con lo que pensaba Martín Gaite. Si no te dedicas a ello, pero te interesa el mundo o la lectura, podrás saber cómo trabajan o en qué situaciones se pueden encontrar escritoras y escritores, lectoras y lectores. Leer más